Conoce túnez

«Un pais de contrastes»

Curiosidades

Cabe destacar el espíritu aventurero de los tunecinos, quienes a su vez han dejado huella fuera de sus propias fronteras: fueron en su mayoría bereberes del norte del país quienes fundaron Al Andalus en A.D. 711 y cuyos descendientes volvieron a Túnez unos 800 años más tarde, dejando atrás su ingeniería, su arquitectura, sus perfumes y más de 4.000 palabras ¡imagínate un dormitorio español sin un albornoz o una almohada!

El famoso pirata Barbarroja, de origen griego, conquistó Túnez en 1534. Carlos V zarpó de España con 300 embarcaciones y 30.000 soldados para derrotar a este sanguinario corso, aunque al final pudo hacerse con el control del país sin resistencia. Hoy los únicos piratas en suelo tunecino son los que llevan a turistas en barcos réplicas desde la Isla de Djerba ¡y crean diversión en vez de peligro!

Es muy típico encontrar a la entrada de muchos pueblos y ciudades tunecinas, un enorme muñeco superhéroe de color azul llamado Labib, quien preside una calle llamada “L’Avenue de l’Environnement” y cuyo objetivo es inculcar en los más jóvenes el respeto por el medio ambiente.

Túnez es un paraíso para la grabación de películas, gracias a sus espectaculares paisajes y lugares, un clima muy estable, la calidad de las comunicaciones y demás servicios, y la seguridad ofrecida a las estrellas de cine. Estos son algunos de los títulos con escenas realizadas en el país: La Vida de Brian; El Paciente Inglés; La Guerra de las Galaxias; El Mesías; Anno Domini; Jesús de Nazareth, y muchos más. Viajes Desertia Travel ofrece la posibilidad de visitar algunos escenarios, y quién sabe, igual coincides con otro proyecto de George Lucas, quien ha grabado una parte de todas las películas sobre Luke Skywalker y la Princesa Leila…

Deserting es un deporte extremo practicado en el desierto, el cual consiste en transportar en helicóptero al participante a una zona remota con los medios básicos necesarios para llegar de nuevo a la civilización. Se basa en un antiguo castigo, tratándose de abandonar a su suerte a un reo, para ver si era capaz de salir sano y salvo de las dunas… ¡y conseguir una libertad más llevadera!

El desierto reúne todas las condiciones para un viaje familiar inolvidable. Niños de todas las edades pueden disfrutar de los espacios amplios, la libertad, de jugar en la fina arena, y ver de cerca animales que sólo suelen ver en un parque zoológico. A sus padres les encantará la falta de peligros como el tráfico, los obstáculos y la suciedad urbana, y el hecho de que los tunecinos sean muy familiares y muy cariñosos con los niños. Realizar un viaje con niños al Sáhara tunecino es garantizar la diversión.

en imágenes

¿a qué estás esperando?

contáctanos

RGPD

15 + 2 =